Otro juego de casino: El Baccarat

Cuando hablamos de casinos, ya sea físicos o online, lo primero que nos viene a la mente son máquinas tragaperras, ruleta y póker. Pero existen muchos más juegos. Entre ellos se encuentra el Baccarat, también conocido como Punto y Banca.

El objetivo en este juego es acercarse al número nueve. El número 9 es la mano más grande que podemos jugar en el baccarat.

Cómo jugar al Baccarat

Al empezar cada ronda, el crupier repartirá dos cartas. Serán dos para cada participante del juego, incluida la banca. Todas las cartas repartidas por el crupier serán puestas boca abajo. Hay ocasiones en las que el jugador puede pedirle al crupier que reparta una tercera carta. Pero eso lo veremos un poco más adelante

En las mesas de Baccarat no puede haber más de 14 jugadores en cada ronda. Y en cada jugada, el jugador puede elegir a que quiere apostar. Puede elegir apostar que él gane la mano, o que sea la banca quien gane.

Nombres de las jugadas

En la primera ronda, el crupier reparte las cartas. Si la suma de las cartas es 8, a la jugada se la conoce como Le Petit. Por el contrario, si las cartas repartidas suman 9, se conoce como Le Grande.

Si en la primera ronda algún jugador consigue un 8 o 9, ganará automáticamente la ronda. Al mismo tiempo, si algún jugador recibe dos cartas con igual valor, habrá un empate y la ronda finalizará.

Cómo apostar

Se pueden hacer 3 apuestas en el baccarat. Apostando al jugador, a la banca o a un empate. Tras años jugando al baccarat, he descubierto que las probabilidades de empate son muy escasas, por lo que siempre es recomendable apostar a otra mano. Esta observación se basa en las posibilidades de que salga cualquiera de las otras opciones ganadoras, antes que la de un empate.

Las jugadas en el Baccarat se suceden muy rápido, por lo que es importante buscar el momento clave en el que jugar la tercera carta.

Existen varias estrategias ya estudiadas sobre como realizar las apuestas en el Baccarat. Personalmente, la que más me gusta es el esquema 1-3-2-6. Con este esquema, se apostará una ficha la primera vez, si gana, contará con 3 fichas más. En caso de lograr una victoria en la segunda ronda, el jugador contaría con 6 fichas. Se puede quedar con 4 y dejar en reserva otras dos para la ronda final. Si se gana la apuesta, se recogería hasta un total de 12 fichas, lo que implica 10 más de las 2 iniciales.

Puedes practicar en nuestros casinos recomendados para empezar a jugar

Deja un comentario