Apuestas Madrid-Barça: la final soñada para hacer caja

Hombre, veinteañero y dispuesto a jugarse diez euros unas cinco veces al mes. Así es el apostante promedio español, cuyo perfil está condicionado por la afición al deporte, dentro del cual el fútbol puede suponer hasta el 80 por ciento del negocio.

Y esta edad del apostante tiene que ver con la confianza en las nuevas tecnologías, pues la franja entre 20 y 29 años es lo que mueve al sector que vive como pez en el agua en la actual recesión. «El sector de las apuestas en línea está aumentando. La población busca un tipo de ocio más económico y que permita generar ingresos extra», dice Sacha Michaud, presidente de la Asociación Española de Apuestas por Internet.

Para estas casas de apuestas deportivas en línea, como la famosa Bet365.com un partido de la Champions o el apretado final de Liga son un buen impulso, donde las apuestas se realizan durante la semana, acrecentándose a medida que se acerca el sábado y alcanzando su punto más alto con las apuestas en vivo; como ocurrió en el último partido Madrid-Barca. En este tipo de partidos un gol en el minuto 85 puede revolver estos mercados, de hasta 50 millones por jornada.

Quién marcará el primer gol, cuántos minutos descontará el árbitro, el número de tarjetas amarillas… Cualquier circunstancia, por trivial que parezca, cotiza en este mercado de valores del azar.

Y para conocer este mundo paralelo del deporte virtual sólo tienes que registrarte gratis y sin tarjeta en una casa segura, como Bet365.com, haciendo clic aquí, para después hacer clic en Promociones y al final en Deportes.

Deja un comentario